Cultura

Cultura

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Redacción/El Festival extenderá un año más su programación a escenarios de todo el archipiélago con 18 conciertos en las islas no capitalinas, de los 45 que integran su trigésimo séptima edición. Una gran cita con la música clásica que por primera vez se celebra en verano, con prestigiosos directores, solistas y orquestas de máximo nivel internacional. La oferta cultural se completa con El “Carnaval de los Animales y Abubukaka” y la Joven Orquesta de Canarias.

El Trío Arriaga hará una gira por todas las islas, incluida La Graciosa; mientras que la Filarmónica de Cámara de Baviera estará en El Hierro, Fuerteventura, La Palma, La Gomera y Lanzarote. En estas dos últimas también se podrá disfrutar de “El Carnaval de los Animales” y la JOCAN actuará en Fuerteventura y La Palma; mientras que la Orquesta Barroca de Friburgo hará lo propio en Lanzarote y Fuerteventura. Todos los conciertos darán comienzo a las 20:00 horas en todas las islas, y serán con aforo reducido atendiendo a las normas de prevención sanitaria. 

La Gira del Trío Arriaga y su homenaje a Piazzola comenzará el 3 de julio en la Casa de la Cultura de El Paso, en La Palma; y continuará el domingo 4 en la Casa de la Cultura de Valle Gran Rey en La Gomera. El martes 6 de julio estarán en el Centro Cultural Ana Barrera de La Frontera, en El Hierro; y el jueves 8 en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen de La Graciosa. Retomarán el recorrido el viernes 9 en el Teatro Municipal de San Bartolomé, en Lanzarote, para continuar el sábado 10 en la Casa de los Coroneles de Fuerteventura. El Trío Arriaga está formado por tres solistas de gran prestigio internacional, el y recorrerán el Archipiélago con el programa “Oblivion”, integrado por siete obras de Piazzolla. El festival, junto a Juan Luis Gallego (violín), David Apellániz (violonchelo), y Daniel Ligorio (piano), se suma así al centenario del legendario compositor que elevó el tango a la categoría clásica.

La Orquesta Filarmónica de Cámara de Baviera, se caracteriza por la fuerte integración y energía de sus miembros, interpretará un programa que representa un buen escaparate de la historia de la música en el siglo XX, con obras de Turina, Shostakovich, Barber, Williams, Macagni, Piazzolla y Rota. Fundada hace treinta años por jóvenes músicos de Augsburgo, esta premiada formación alemana se caracteriza por sus originales programas y por la calidad de sus grabaciones discográficas. El martes 13 de julio, estarán en el Centro Cultural Luis Martín Arvelo, de El Pinar de El Hierro. El miércoles 14, estarán en el Teatro Circo de Marte de Santa Cruz de La Palma, y el jueves 15 en el Auditorio de San Sebastián de La Gomera. El Teatro El Salinero de Lanzarote les acogerá el sábado 17 de julio para finalizar el domingo 18 en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura.

Vifel Sisten 320x71

El Carnaval de los Animales, es la singular obra del compositor francés Camille Saint-Saës, y será la primera en sonar en las islas no capitalinas. Lo hará el miércoles 30 de junio en el Teatro Municipal de Tías, y repetirá el viernes 2 de julio en el Auditorio de San Sebastián de La Gomera. La obra será interpretada por una ensemble de diez excelentes músicos canarios bajo la batuta de Ignacio García-Vidal. Se trata de una divertida pieza, que une música clásica y comedia, con la narración de los cuatro integrantes de Abubukaka, en un espectáculo que se estrenó en la última edición del festival En Paralelo, organizado también por el FIMC. La obra es una suite musical de 14 fragmentos, inspirada cada uno de ellos en un animal distinto, representados por 12 instrumentos musicales.

Por su parte, la  Joven Orquesta de Canarias, bajo la batuta de su director artístico, Víctor Pablo Pérez, regresará a Fuerteventura, en esta ocasión, compartiendo cartel con varias de las formaciones internacionales más prestigiosas en el ámbito internacional con un repertorio integrado por obras de Mendelssohn y Tchaikovsky, acompañados del joven violinista serbio Nemanja Radulovic, que actuará en calidad de solista. Estará el viernes 16 de julio en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura, y el lunes 19 en el Puerto de Tazacorte, en La Palma. En este recorrido harán parada en ExpoMeloneras, en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana, y en el de La Orotava, en Tenerife. 

La orquesta Barroca de Friburgo, estarán presentes en varias Islas no capitalinas; uno de los conjuntos más importantes en interpretación historicista. Este recorrido lo harán en solitario después de haber participado en la ópera en concierto “Cosi fan tutte” en Gran Canaria y Tenerife. La formación alemana interpretará un repertorio integrado en su totalidad por obras de Johann Sebastian Bach. 

La orquesta Barroca de Friburgo es una de las orquestas de cámara más aclamadas por el público y la crítica de los últimos treinta años, sobre todo en el repertorio que presentará en este recorrido por las islas. El jueves 22 de julio estarán en el Auditorio de los Jameos del Agua, en Lanzarote, el sábado 24 en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura, y el martes 27 en el Teatro Circo de Marte de La Palma, en una pequeña gira que incluye también escenarios de Tenerife y Gran Canaria. 

Tags:

Cultura

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Redacción/La epigrafista y codirectora de la Cátedra Cultural de Estudios Bereberes de la Universidad de La Laguna, Irma Mora Aguilar, ha efectuado recientemente la lectura de su tesis doctoral La contextualización arqueológica y epigráfica de las inscripciones líbico-bereberes de El Hierro, trabajo que ha recibido la máxima calificación y que ha sido propuesto para Premio Extraordinario de Doctorado por el tribunal. El proyecto, dirigido por el profesor del área de Geografía e Historia Juan Francisco Navarro Mederos y el catedrático en Arqueología ya jubilado, Antonio Tejera Gaspar, retoma el estudio epigráfico de Canarias que, hasta ahora, solo había sido objeto de una tesis doctoral en 1994 por la filóloga Renata Springer Bunk.

Cultura

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Ana Ávila*

Cristo a la columna se vincula a uno de los momentos de su pasión, cuando en Jerusalén fue conducido ante Poncio Pilato, prefecto de la provincia romana de Judea, a fin de ser juzgado. Tal como indican los evangelistas Mateo (20, 19 y 27, 28), Marcos (15, 15) y Juan (19,1), azotarle fue el inicio de su agónico castigo previo a la crucifixión. La imagen que se conserva en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Concepción, Valverde (El Hierro) [Fig. 1], representa el final de aquel maltrato cuando Cristo, una vez despojado de sus vestiduras -tan solo se cubre con el paño de pureza-, ha sido flagelado, después de que sus manos hubieran sido atadas con una cuerda amarrada a una argolla, enclavada en un balaustre, soporte ausente en los textos bíblicos y que forma parte de la iconografía, si bien la columna cilíndrica (parte de la residencia del procurador), o, simplemente, parte del fuste, es otro de sus elementos identitarios.

Fig. 130321

[Fig. 1] Atribuida a Benito de Hita y Castillo (1714-1784), Cristo atado a la columna, último tercio del s. XVIII, Valverde, iglesia de Nuestra Señora de la Concepción (Foto: Eusebio Díaz Fleitas, después de la restauración efectuada por Pablo F. Amador).

En 2012 estudiamos esta pieza en Isla de El Hierro. Patrimonio artístico religioso (Canarias, Gobierno de Canarias; Valverde, Ayuntamiento de Valverde, págs. 207-211), la cual debemos tenerla por una de las esculturas de mayor valor artístico de la isla. Su cronología correspondería al último tercio del siglo XVIII, si bien no hay datos certeros de cómo ingresó en la parroquia, donde consta, al menos desde 1777, que existía interés hacia esta advocación. Dacio Darias en Noticias generales históricas sobre la isla del Hierro, una de las Canarias (1929) asoció la talla con Juan Santiago Guadarrama Frías y Espinosa, capitán y regidor de la isla, en base a que se menciona “Un nicho con una imagen del Señor a la columna” entre sus bienes embargados en 1785, tras apertura de expediente a quienes de un modo u otro estuvieron ligados a la denominada matanza de Naos (1784). Indiscutiblemente, su destino más apropiado sería la iglesia parroquial, en esos momentos, la única existente en la isla. Aunque resulte sospechoso que en el ámbito doméstico alguien tuviera una imagen de tal envergadura física, las posibilidades económicas y los contactos de la familia pudieron posibilitarlo. Su propietario era hijo del alférez y regidor de la isla, Diego de Guadarrama Frías y Espinosa, y de Mariana Teresa de Villavicencio, quienes fundaron la capilla del Buen Pastor, con imagen propia, en el convento franciscano. Contrajo matrimonio en dos ocasiones: la primera, con María Padrón Espinosa (en otras ocasiones, como Payba y, también, Frías), de quien tuvo a María Antonia (h. 1732) (esposada con Miguel de Ayala Barreda) y a Diego Norberto (o Diego Santiago) (h. 1739 o 1742), casado con Rosa de Magdaleno. La segunda fue con María Gabriela Fernández-Payva (hija del teniente coronel Antonio Fernández-Payva), de cuyo matrimonio nacieron Rafaela Antonia (h. 1747) -casada con José Felipe Magdaleno Padrón-, Francisca María de la Concepción (h. 1750) -esposada con Nicolás Antonio Barrera o Barreda- y Bernarda Antonia (casada en 1777 con Pedro Pío Guadarrama). Juan Santiago Guadarrama sobrevivió unos cuantos años más al citado hecho luctuoso, puesto que falleció el 7 de diciembre de 1789, con 67 años, se especifica en su partida de defunción (Archivo Parroquial de Valverde, Defunciones, 2, fol. 109 v).

En cuanto a la procedencia de la pieza, Dacio Darias había indicado el origen genovés, no basándose en datos documentales ni en planteamientos artísticos, sino en un estribillo popular y en la aseveración de una nieta, María de la Barrreda y Magdaleno, quien, por otra parte, no era tal, si acaso, biznieta, al coincidir los apellidos con el de su nieto, Ciriaco Miguel de la Concepción de la Barreda Guadarrama, y el de su mujer, Mariana Magdaleno Frías. Tal como indicamos en nuestro libro antes citado, estudiosos sobre la escultura en Canarias la consideran una talla tan próxima al hacer de Benito de Hita y Castillo, activo en Andalucía (de quien se conserva otras obras en Canarias), que se la adjudican (Juan Alejandro Lorenzo Lima, “Arte y comercio a finales de la época moderna. Notas para un estudio de la escultura sevillana en Canarias (1770-1800)”, Anuario de Estudios Atlánticos, 2018, nº 64, pp. 1-57). Su presencia y ejecución conectan con el ejemplar atribuido por José Roda Peña al mismo autor, conservado en la parroquia de Santiago apóstol, de Hinojos (Huelva) -antiguo Cristo de la Hermandad sevillana de las Cigarreras-, cuyo cuerpo muestra las marcas de los azotes, desde donde brota abundantemente la sangre, líquido que salpica espalda, pechos y extremidades [Figs. 2, 3].

Fig. 231321

[Fig. 2] Atribuida a Benito de Hita y Castillo (1714-1784), Cristo atado a la columna, último tercio del s. XVIII, Hinojos, Huelva, parroquia de Santiago apóstol (Foto: Enrique Gutiérrez Carrasquilla, su restaurador).

Fig. 331321

[Fig. 3] Atribuida a Benito de Hita y Castillo (1714-1784), Cristo atado a la columna, último tercio del s. XVIII, Hinojos, Huelva, parroquia de Santiago apóstol (Foto: Víctor Manuel Bocanegra).

La ilustración con la que reproducimos la pieza herreña en nuestro libro [Fig. 4], no corresponde a su estado actual, tras su restauración en torno a 2001. Sabemos que hacia 1942 fue intervenida y, probablemente, aquel sea el resultado, o bien, el de una fecha próxima a 1929, cuando se reproduce en el libro de Dacio Darias (p. 463): apenas se aprecia el rojo de la sangre y las heridas de los azotes que debían recorrer el cuerpo de Jesús. La comparación con la situación actual es absolutamente drástica: marcado por muchas heridas, de estas emergen hilos y chorros de sangre que resbalan por cuello, pecho, costado, caderas, muslos y piernas, ofreciendo una imagen sufriente al extremo. En estos momentos añadimos a la complejidad de la pieza lo que creemos que es su primera reproducción fotográfica, previa a 1926, año del fallecimiento de su autor, Matías Padrón Padrón, nacido en Valverde en 1854, también aficionado a la pintura [Fig. 5]. No se constata ninguna modificación física en la escultura, siendo, no obstante, otras la soga y la argolla que la mantiene atada al balaustre. La divergencia estriba sustancialmente en su policromía. Se aprecian salpicaduras de sangre en el rostro, mientras que, por el pecho, costado, caderas y piernas, resbalan filamentos de sangre de corto desarrollo; en cualquier caso, tanto por el hecho de que aparenta ser mínima la cantidad de sangre como por el recorrido del líquido vertido, se trata de una policromía diametralmente opuesta a la situación actual. Como sabemos, Matías Padrón también intervino en piezas religiosas de la isla: así, consta que en 1904 policromó y barnizó la Virgen de los Reyes, quien sabe si también pretendió mitigar de alguna manera el carácter sufriente de este Cristo, siendo los cambios de gusto habituales en la escena de la práctica artística. Por los años veinte, en Valverde también hacía trabajos de este tipo Francisco Ramos Ramos (1886-1937), un empleado de Hacienda de origen lagunero casado en 1914 con una herreña, quien también practicaba la pintura.

Fig. 431321

[Fig. 4] Atribuida a Benito de Hita y Castillo (1714-1784), Cristo atado a la columna, último tercio del s. XVIII, Valverde, iglesia de Nuestra Señora de la Concepción (antes de la restauración).

Fig. 531321

[Fig. 5] Cristo atado a la columna, de iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, Valverde, fotografiado por Matías Padrón Padrón (1854-1926), Valverde, colección de María José Padrón Galán.

Podemos decir que es rara la temática sacra en la producción fotográfica de Matías Padrón, casi centrada en el retrato (Ana Ávila, Fotografía y sociedad en la isla de El Hierro a través de la cámara de Matías Padrón (1854-1926), Canarias, Gobierno de Canarias, 2015, y Fotografías de Matías Padrón Padrón (1854-926). Imágenes de la sociedad herreña, Canarias, Gobierno de Canarias-Valverde, Cabildo Insular, 2019). Tan solo cinco de sus fotografías captan alguna imagen religiosa, tres de la Virgen de los Reyes, una de Nuestra Señora de la Concepción y otra del Cristo a la columna que hemos mencionado, nueva incorporación a su catálogo. Tres están reproducidas en el libro de Dacio Darias (quien ignora su autoría), de un total de nueve con esta iconografía. En la del Cristo a la columna se aprecia el entorno físico, correspondiente a la sacristía de la iglesia parroquial de Valverde. Se trata del único ejemplar que conocemos, sobriamente enmarcado, que siempre ha permanecido en el entorno familiar del autor, finalmente, en el de una de sus nietas.

La década de los ochenta también fue testigo de la llegada a El Hierro de otra imagen de procedencia sevillana, Nuestra Señora de la Concepción, atribuida a Blas Molner (Valencia, 1837-Sevilla, 1812), pieza que en 1789 ya se encontraba en la isla, gestionada por el herreño Francisco Antonio de Frías y Fernández-Salazar a través de la casa Cólogan, quien había destacado en su labor de sacerdote en la parroquia de San Juan Bautista de La Orotava entre 1771 y 1787 (María del Carmen Fraga, “La casa comercial Cólogan y las adquisiciones en torno a 1800”, Actas del XII Coloquio de Historia Canario Americana, Las Palmas de Gran Canaria, Cabildo de Gran Canaria, 1998, II, pp. 203-218; Juan Alejandro Lorenzo Lima, “Productos del comercio y el patrocinio eclesiástico: otras esculturas atribuidas a Blas Molner en Canarias”, Laboratorio de Arte, 2018, nº 30, pp. 319-340). Lamentablemente, las intervenciones de que ha sido objeto han desvirtuado el carácter primigenio de la policromía de esta monumental talla, como en tantas otras que se asientan en los retablos de la isla. Por esas fechas debía ser espectacular el templo de Valverde, poco tiempo después de su reconstrucción entre 1755 y 1769: estructurado mediante columnas de cantería cilíndricas extraordinariamente altas, al entrar, los fieles debían santiguarse con el agua de grandes pilas marmóreas (1760) de procedencia gaditana.

*Profesora Titular de la Universidad Autónoma de Madrid.

Tags:

Cultura

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Redacción/Un proyecto multidisciplinar, fruto de la colaboración entre el Cabildo de El Hierro y los tres ayuntamientos de la isla,  que tiene por objetivo resaltar la identidad artística y cultural de los pueblos, los recursos, espacios naturales y el talento de los hombres y mujeres de la isla. El proyecto ha sido prestado hoy en el Salón de plenos del Cabildo de El Hierro.

La programación se divide en 3 actos que tendrán lugar en cada uno de los municipios herreños del día 26 de marzo al 17 de abril. El viernes 26 de marzo a las 20:00horas en el Centro Cultural Asabanos, acogerá “ALMA”, un evento dedicado al papel de la mujer en la cultura en Canarias, que comenzará con un coloquio  dedicado a la vida y obra de la escritora Cecilia Domínguez, continuando con el concierto del grupo Agora Faemale Essence, que hará un recorrido por el cancionero latinoamericano. 

El sábado 10 de abril, será el turno de “RECICLARTE”, desde las 10:00 horas en la Plaza Benito Padrón Gutiérrez de La Frontera, una feria donde poder conocer el trabajo de distintos artistas y artesanos que utilizan materiales reciclados como base para crear sus obras. A las 19:00 horas en la la Plaza de Tigaday, también en La Frontera, tendrá lugar la actuación del grupo gomero “Los Hijos del Silbo” y de los tinerfeños “La Cangreja”.

Muebles El Placer Pie

El sábado 17 de abril a las 20:00 horas en el Centro Cultural de El Pinar, acogerá “VINO, JAZZ, POESÍA” un espectáculo multidisciplinar que consiste en un recital acompañado por un trio de jazz que servirá de maridaje para una pequeña cata de vinos del municipio.

La consejera y concejales de Cultura se han mostrado ilusionadas con el proyecto, destacando  la importancia de la colaboración interadministrativa para sacar adelante una agenda cultural conjunta, “hecho que venía solicitando la ciudadania herreña que no entendía como muchas veces les era imposible asistir a los distintos actos que se realizaban en la isla, porque se solapaban unos con otros”, explicaron las titulares de Cultura insular. 

El Hierro Cultura Viva está organizado por el Cabildo de El Hierro, el Ayuntamiento de Valverde, el Ayuntamiento de La Frontera y el Ayuntamiento de El Pinar, con la colaboración de Canarias Crea y producido por CM&K. Todos los eventos se realizarán siguiendo las medidas sanitarias establecidas por el Gobierno de Canarias, razón por la que contará con un número limitado de plazas.

Cultura

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Redacción/Basada en hechos reales, Llevadme a ver el mar es una apasionante novela que cuenta la historia de amor entre el noble don Jerónimo de Grimón y Rojas y la monja sor Úrsula de San Pedro que tuvo lugar en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna durante la primavera de 1651.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.