GMº/Los ayuntamientos de la Isla recaudarán en este ejercicio económico sobre 1.500.000 euros en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), tanto de naturaleza rústica, como urbana, que supone más del 99 por ciento de la recaudación.

Estas cifras suponen una reducción entorno al 4 por ciento con respecto al ejercicio 2017, cifras que varían según el municipio, al igual que la aplicación de varias excepciones o reducción por IBI social anunciadas por los consistorios en fechas pasadas.

El periodo voluntario se abrió el pasado 8 de mayo y se extenderá hasta el 20 de julio, en una Isla en la que se estima un valor catastral que ronda los 385.000 millones de euros, aunque no todos los inmuebles pagan por igual, estando exentos algunos de ellos, como los de las confesiones religiosas, o infraestructuras públicas.

Valverde cuenta con un valor catastral de unos 181.000.000 euros, por los que ingresará alrededor de los 730.000 euros, procedentes de los 6.128 inmuebles obligados a tributar, la mayoría (6.030) de naturaleza urbana.

La Frontera ingresará unos 530.000 euros procedentes de 4.716 inmuebles, de los cuales 4.127 los son de naturaleza urbana, aportando a las arcas municipales poco más del 98 por ciento de la recaudación de un municipio con una valoración que ronda los 134.000 millones de euros.

2.331 inmuebles tributarán unos 330.000 euros en El Pinar, de los cuales 2.147 son urbanos, para una valoración catastral de unos 77.000.000 millones de euros.

Banner Florifauna pie