GMº/Se trata de casos registrados en el archipiélago tras la secuenciación de las muestras correspondientes a casos positivos confirmados y sospechosos. Del total, 65 se han notificado en Tenerife, 12 en Gran Canaria y 1 en La Palma. Sanidad continua realizando la secuenciación a todas las muestras de casos positivos sospechosos de corresponderse con esta nueva variante del coronavirus COVID-19 variante Ómicron.

El primer caso registrado por Ómicron en Canarias se confirmó el pasado 7 de diciembre en Gran Canaria y se corresponde con un varón de mediana edad. Tras este primer positivo en esta nueva variante se confirmó otro en Tenerife el día 9, el de una mujer cuyo positivo se detectó de manera casual en un cribado, ya que no había viajado previamente a países de riesgo. La red de vigilancia genómica para la COVID-19 estaba haciendo seguimiento de cerca de 80 muestras de las que se confirmaron 76 y continúa con todas aquellas que presentan sospecha tras la realización de PCR. 

Entre estos casos en estudio por ser sospechosos de Ómicron se encuentra, debido al alto índice de transmisión de los contagios, el brote producido en un concierto celebrado la pasada semana en la discoteca Habana, en el caso urbano de Adeje, y que afecta ya a 69 personas. Salud Pública mantiene el llamamiento para que las personas que acudieron el día 7 de diciembre a un concierto en ese club, llamen a la línea 900 112 061 para la realización de PCR y poder detectar de forma rápida los casos positivos posibles. 

Parma

La confirmación de los 78 casos con variante Ómicron confirman la presencia en las tres islas de la nueva variante que sitúa la sospecha de Omicron en un 21,2 por ciento de las muestras secuenciadas en Tenerife y en un cuatro por ciento en Gran Canaria en la semana 49, correspondiente del 6 al 12 de diciembre. No obstante, la variante predominante en todas las islas continúa siendo Delta. 

En cuanto a la variante Ómicron, se hace necesario esperar a conocer su evolución para determinar si su incidencia en el Archipiélago puede ir en aumento, aunque ante la experiencia y porcentajes de evolución recabados en otros territorios donde está presente y el comportamiento de otras cepas del SARS-CoV-2, es previsible que vaya adquiriendo protagonismo, si bien por ahora no se extraen comportamientos de que pueda convertirse en dominante. La Red de Vigilancia Genómica del SCS ontinuará haciendo seguimiento de los casos sospechosos y para ello se dispone de un sistema protocolizado para la detección, seguimiento y control de la presencia de las diferentes variantes del SARS-Cov2 en las Islas.